Crítica de cine: Intocable

Tragicomedia de corte clásico con toques de incorrección 


Nota: 6

Lo mejor: el trabajo de la pareja protagonista, en especial el de Omar Sy.
Lo peor: que pese al tono de rebeldía, en el fondo es tan blandita como deja entrever el póster.

Intocable no cuenta nada nuevo ni aporta ningún tipo de aire fresco al tan manido género de los dramas de superación, pero la quinta película de la pareja de realizadores franceses Olivier Nakache Eric Toledano se mueve tan condenadamente bien dentro de esas aguas conocidas por todos que termina dando lo mismo. Quizás el apabullante triunfo obtenido en su país de origen, donde ya la han visto casi 20 millones de personas convirtiéndola en la tercera película de más éxito en la historia de la taquilla gala, sea un poco exagerado, pero a nadie pareció sorprenderle que hace 5 años una película con un papel de regalo similar, Mar Adentro, arrasara en las carteleras de nuestro país, con lo que tampoco os debería extrañar que Intocable, tan emotiva como la cinta de Amenábar pero a la vez tremendamente divertida, sea una de las últimas sensaciones del cine europeo. Y luego está Omar Sy, claro, que hubiera sido el descubrimiento francés del año de no existir un tal Jean Dujardin. 

Y es que en esencia, y a pesar de compartir género y contexto del protagonista, podríamos decir que Intocable toma tanto de La Extraña Pareja como del film sobre Ramón Sampedro. Su premisa nos presenta a Philippe, un tetrapléjico millonario tras un accidente de parapente que busca un nuevo asistente. A la entrevista acude Driss, un senegalés más preocupado porque le firmen el recibo del paro que por conseguir el empleo, para el que se considera descartado al no tener ninguna formación médica y encima contar con antecedentes penales. Pero hete aquí que Philippe no busca realmente un ayudante, sino que está más interesado en añadir algún aliciente a su vida, y qué mejor que la persona más opuesta posible a él mismo. ¿Tiene lógica meter a un inmigrante irresponsable, maleducado y con una condena por robo a sus espaldas en tu mansión-que-te-cagas donde vives solo con tu criada para que se convierta en tu principal apoyo? Eso no importa, ya que Intocable cuenta con el infalible y siempre tramposo comodín que otorga el rótulo de "basada en hechos reales". Además, si no, no tendríamos película. 


Una vez superado este punto idílico de la premisa, podríamos decir que el resto de la cinta va sobre raíles, por lo menos hasta el último acto. La química entre ambos actores es evidente desde el primer instante en pantalla, y a pesar de que el desarrollo de la trama sobrecarga con demasiado trasfondo al personaje de Driss (familia desestructurada, hermano metido en drogas, etc...), el trabajo de Omar Sy es tan orgánico y natural que da igual la cantidad de tópicos que le eches en la espalda, que el tipo es capaz de resolver cualquier situación con una de esas actitudes vitales enérgicas y contagiosas. Por razones obvias, el que lo tiene más complicado para lucirse es Francois Cluzet, atrapado no solo en una silla, sino en un rol que pese a resultar el 50% del protagonismo del film, no deja de ser un tremendo recurso facilón sobre el que desarrollar esta historia. Desde sus ataques nocturnos de ansiedad hasta esa relación engañosa por correspondencia, todos los clichés dramáticos de la tretraplejia en el cine son esbozados en torno a Philippe con la simpleza del que no quiere asomarse a ver los verdaderos demonios del problema. Con la ligereza que te permite un personaje sin problemas económicos y de alto nivel cultural que simplemente se aburre entre su colección de libros de arte y discos de Vivaldi. ¿Y cómo suplir esa sobredosis de formalismo? Con ligeros esbozos de incorrección política, suficientes para elevar a esta comedia por encima del resto por los pelos.

Se trata de un intento por rebelarse frente al maniqueísmo de la figura de la víctima en este tipo de relatos, algo tímido al comienzo con las perrerías que le hace Driss a Philippe hasta que se adapta a su trabajo. "¡Le ha metido la cuchara en el ojo! ¡Y como es inválido no puede evitarlo! ¡Hilarante!" Y demás gags propios de Rasca y Pica. Un tono que se convierte en un auténtico puntazo cuando vemos a Philippe aprovecharse de su condicion, por ejemplo, para librarse de una multa fingiendo una embolia, o explicando su recién descubierto fetiche sexual con las orejas. Un acercamiento que se agradece y mucho ante los recursos facilones de los que se sirve el relato y que nos descubre el verdadero valor de Intocable, que no es otro que la normalización de dos condiciones sociales condenadas a la ausencia de contacto con otras personas, uno por su dolencia, y el otro por su estatus de ciudadano de segunda, que encuentran donde menos se lo esperan ese aliciente que les impulsa a seguir hacia delante.


Sí, el final del último párrafo me ha quedado algo ñoño, pero es que la última moda (en color) francesa es una de esas peliculas que muestran el tipo de mundo en el que a todos nos gustaria vivir. Un lugar en el que a la hora de la verdad, las apariencias no son un obstáculo y en el que todas las personas, incluso tras pasar mil y una penurias, siempre terminan consiguiendo la ración de amor que les corresponde. Al principio ya avisábamos de que estamos ante una historial real, pero su auténtico protagonista, Philippe Pozzo di Borgo, nunca ha ocultado que escribió el libro en el que se basa la película tomando su relación con su cuidador Abdel como mero punto de partida para mostrar a otras personas en su misma situación que siempre hay una luz al final del túnel, aunque eso suponga edulcorar los hechos. Y por desgracia, ese no es el mundo en el que vivimos. El nuestro es un lugar en el que películas como esta que enseñan conceptos básicos de tolerancia y respeto no pueden alejarse de la fórmula preestablecida para conseguir la atención del público, y con este panorama y por mucho que la cinta tenga momentos realmente divertidos, Intocable no deja de ser una de esas películas que nos deberían sonar a viejo.

Noticias relacionadas



12 COMENTARIOS:

Laura Lazcano dijo...

Esta película se salva porque tiene momentos divertidos y porque los dos protagonistas actúan genial, porque por lo demás es manipuladora y falsa hasta decir basta. Me dicen que la ha dirigido Jean Pierre Jeunet "en su etapa más madura" y me lo creo. Es como la típica peli perfecta para gente mayor de 50 años; no dice mucho en favor de los franceses el hecho de que se haya convertido en la 3ª peli más vista en la historia de Francia (claro que ellos pueden pensar lo mismo de nosotros con éxitos de taquilla como Torrente y otras cosas firmadas por una tal Sinde).
Y me acabo de fijar que en el póster mencionan la de "El discurso del rey" jajajajaja por algo será.

Fry dijo...

La acabo de ver y la verdad es que me ha gustado bastante. Siceramente para mi la película es de Notable. Los actores están perfectos y las escenas cómicas son muy buenas.
Por una vez no estoy muy de acuerdo con la crítica de Pablo, hoy en día practicamente todos los dramas tienen situaciones que ya has visto en otras películas y más si estan basadas en una historia real.

Pablo de los Rios dijo...

Te confieso Fry que un notable era mi idea según iba viendo la peli, aún consciente de la manipulación sensiblera me resistía a pensar que esos defectos iban a ser capaces de oscurecer los puntos fuertes que tu mismo comentas. Y entonces llegó el final. SPOLERACO Ese encuentro en el restaurante que me hizo ir corriendo a donde el mostrador de palomitas para morder un paquete de sal. Terminar así la película es rendirse y tirar por tierra una buena oportunidad.

Lo que queda es, eso sí, de lo mejor que puede dar de sí a día de hoy este género sin salirse de los railes establecidos, que por eso tiene un 6 y no un 4. Otra cosa es que se hubieran podido permitir un presupuesto tripleA y un realizador realmente sólido. Entonces, estariamos hablando de El Discurso del Rey.

Y para terminar, por ejemplo, Shame no estará basada en una historia real, pero es un ejemplo reciente de un drama fresco. En otra línea, por supuesto.

Anónimo dijo...

Muy buena pelicula, enorme tragicomedia ,lamentablemente pierde mucho una vez doblada al español. En lo que no estoy nada de acuerdo con comentarios anteriores es con la falsedad de la pelicula y que es solo por poner "basada en hechos reales",siento decir que antes de poner comentarios criticando la falsedad de la pelicula seria bueno ver verdaderos reportajes de television , en los que se demuestra que todas las escenas de la peli son reales. Si incluyendo "los porros que le da para calmar el dolo",si incluyendo la primera escena de la pelicula...gran muy gran pelicula ,y por favor no opinéis sin saber.

Laura Lazcano dijo...

En mi opinión puede ir perfectamente unido el hecho de que una película sea fiel a la historia real en la que está basada y el que por otra parte manipule al espectador de la manera más vergonzosa posible apelando a una sensibilidad mal entendida, forzada e impuesta del imaginario social y colectivo. Por eso yo no digo que sea falsa porque no sepa que está basada en una historia real, sino porque casi podría considerarse una película anti-sistema y provocadora - y estoy segura de que no era esa la intención de los directores - por la ligereza y la superficialidad con la que tratan temas tan serios como son la discapacidad y la inmigración, con el aspecto de marginalidad que eso conlleva.

Anónimo dijo...

Justamente quieren tratar ese tema asi ya que los personajes de la vida real lo hacen asi, mofandose uno de la incapacidad fisica del otro y el otro de su incapacidad intelectual.

The Great Tximino dijo...

No pretendía ver esta peli, pero tras recomendarmela un amigo, ver la nota que le ha puesto Pablo y ver que a Laura no le ha gustado mucho, me habeis animado a verla.

AnG-L dijo...

Yo he visto la peli este fin de semana. Es muy muy entretenida. Con muchísimo humor negro. Me parece que a veces intentáis ver las películas con una mentalidad muy cerrada. Esta película es una comedia, para nada trágica. Ni pretende profundizar en el problema de los afro-franceses, ni pretende ser una tragedia sobre los discapacitados.

La película trata de un tetraplégico con ganas de vivir y de que no sientan lástima de él, y de una persona con mucha energía vital que no trata al discapacitado como si lo que le pasó fuera para suicidarse, que parece que es lo que queréis.

Ya nos gustaría a los españoles hacer una película que se aproxime un poco a ésta.

Por cierto, la persecución del principio está perfectamente rodada. Me impresionó un huevo.

Omar Deschain dijo...

Si esta película tiene muchísimo humor negro, que dios nos salve de que veas Four Lions, por ejemplo. Un par de chistes de parapléjicos hechos por un parapléjico no es humor negro.

Vengo ahora del cine y me ha dejado muy muy frío. Es blandita como ella sola, el humor pues del montón con la típica chorrada francesa de turno, y el final lo resuelven con un comodín y todos contentos. Y rematan con esos rótulos que me han sacado los colores.

emedal dijo...

La he visto hoy, y... floja. Eso me pareció, puesto que recurre a la emotividad fácil, al chiste simplón. A ratos me parecía un producto de la Disney. Eso sí, los temas musicales escogidos me gustaron, pero si se sale del cine pensando cuánto gustó la bso es que la peli no llega a calar.

Anónimo dijo...

Si esto es un 6, ya me queda claro que el que hace la crítica tiene poquita idea del mundillo.

Anónimo dijo...

Por experiencia propia al tener un familiar igual que El de la película( para ser exactos mi padre). La película esta muy bien, nos demuestra que a pesar de lo mal que estés puedes seguir a delante si tienes a alquien que te ayude y te anime. Os recuerdo que esta basada en hechos reales, aun que se nota que le han dado unos retoques para así poder gustar mas a los espectadores.
Por otro lado en la vida real el hombre esta casado y tiene dos hijas que esto fue dado después de sufrir ese accidente que lo lleva a la tetraplejia.
Mi conclusión es que no querían dar a ver en la peli una tristeza. Sino una superación de los problemas de la vida.
Supongo que al vivirlo dia a dia y ver como todo lo que Emos pasado a sido superado y ahora mi padre ríe y no se consume en una tristeza, supongo que mi form de ver la peli es diferente.
Es mi opinión aun que respeto mucho vuestras opiniones, por qu todo el mundo tiene una forma diferente de ver la vida.

Publicar un comentario en la entrada

 
Ir Arriba