Los recortes se ceban con el cine español

Los Presupuestos Generales del Estado muestran un tijeretazo del 36%


Una vez se ha pasado convenientemente la resaca electoral viene el lobo, y no habrá sido porque no ha estado Pedro -el del cuento, no se confundan- avisando a gritos como un loco (las previsiones solo han fallado en un 1%). Esta misma mañana en el Congreso, Cristobal Montoro, Ministro de Hacienda, ha presentado los Presupuestos Generales del Estado para 2012 con ampollas aún en los dedos de sacar humo a la tijera. Entre los recortes más cacareados (educación en un 21,9% o sanidad con su 6,8%), destacan especialmente los destinados a las dos principales instituciones del cine español: el del Fondo de Protección a la Cinematografía con  49 millones de Euros, un 36,1% menos que en 2011 y prácticamente la mitad que en 2010 (89,4 millones), y el del Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales, con otro 37,1% menos.

Se trata de unas cifras "mucho más duras" que la media de recortes generales en Cultura (15,1%) como ha señalado Pedro Pérez, presidente de la Federación de Asociaciónes de Productores de Cine, aunque similares a las de Investigación (34%) y lejos aún del 50% de Asuntos Exteriores. Una situación que muchos verán justa dada la tesitura económica que atravesamos, pero que a todas luces es desproporcionada cuando estamos viviendo un auge del cine español fuera de nuestras fronteras (por ejemplo, en estos mismos momentos, el equipo de [REC] 3 se encuentra promocionando el filme en Francia). No hay que olvidar que ya hay países que están a punto de entrar en números verdes en parte gracias a una apuesta firme por la difusión de su patrimonio cultural, como es el caso Islandia. Mientras tanto en España, de las 75 películas que se estaban rodando hace un año por estas fechas, en 2012 la cifra se ha reducido a 25, de las que solo 10 son largometrajes de ficción (quitando cortos y documentales). ¿Reducirán también el número de candidatas el próximo año en los Goya?

Fuente: Público, El País, El Mundo.

Noticias relacionadas



6 COMENTARIOS:

AnG-L dijo...

El problema es que de todas las películas españolas que tienen un mínimo de éxito, entendiendo por éxito que por lo menos recuperen la inversión, no creo que lleguen a las 5 al año.

Y en el tema subvenciones se cuenta y se comenta que hay mucha trampa y mucho amiguismo. Si el estado en vez de regalar dinero, actuase de verdad como productor ejecutivo, recuperando lo invertido, la cosa cambiaría drásticamente. Pero no, subvenciones a los mismos, que hacen las mismas películas de siempre, y que no le interesan a nadie.

La película de Sherlock de Garci, por ejemplo, está financiada sin subvenciones (no se las daban por no ser amigo), y al igual que en una industria seria, vendiendo su producto ha conseguido el dinero.

Anónimo dijo...

de acuerdo con todo lo que ha dicho ang-l.subvencion es sinonimo de corrupcion y muchos mas chanchullos como este tendrian,no que rebajar,sino que quitar del todo,y despues,si no llegan,que suban impuestos.

Pablo de los Rios dijo...

Hombre, desde mi perspectiva a pequeña escala veo que las subevnciones hacen mas por sacar adelante proyectos que por fomentar la corrupcioón, pero es una afrimación asentada dentro de las altas esferas del mundillo que entre las producción de más renonbre es así. Ahí tenemos innumeranles declaraciones el pasado año del equipo de El Capitán Trueno como prueba, pero no se por qué me da que tras ese espíritu de limpieza con el que se justifica este recorte, al final los mas afectados van (o vamos) a ser los mediastintas que solicitan una mierda de subvencion para poder alquilar los focos para su corto de 4 minutos.

Anónimo dijo...

Pues no me dan ninguna pena

Anónimo dijo...

en españa estamos muy acostumbrados al pendulazo y al pagar justos por pecadores,pero en temas de cultura son demasiados años con gobiernos de distintos colores los que se lleva derrochando,y eso en subvencion directa,que si nos metemos en las galas que te dan alcaldes amiguetes por los pueblos de este pais,ni te cuento.en resumen ninguna pena me dan,hay gente que ha tenido que cerrar su pequeñp negocio y no les subvencionan.

AnG-L dijo...

La cosa es que las subvenciones podrían valer en otro país, en España pasa lo que pasa. Que no es sólo cosa del cine, ni tampoco es cosa del gobierno de turno. Debe ser el clima. O los genes.

Publicar un comentario en la entrada

 
Ir Arriba